7 trucos para que un PDF pese menos sin comprimir

Trucos para hacer un PDF más ligeroNo hay nada más molesto que intentar adjuntar un archivo PDF y, pese a muchos intentos, ver que no hay manera de subir el adjunto: normalmente, la razón de este problema se debe a que el servidor tiene un límite de peso y, por lo tanto, te obliga a que el PDF pese menos. Ahora bien, ¿hay alguna forma de que un PDF pese menos sin comprimir?

La respuesta es que sí, es posible hacer que un PDF pese menos sin comprimir. Aunque la solución más fácil es comprimir el PDF, puede haber muchos motivos por los que no desees reducir el tamaño de tu documento a base de compresión. Para evitar pasar por ese proceso, existen trucos para reducir el peso de un PDF sin comprimir.

Reducir el tamaño de un PDF sin comprimir implica aplicar ciertos trucos que, siguiendo las instrucciones que verás a continuación, ayudan a que el archivo baje de peso y pierda esas décimas de megas de peso que te faltan (o, mejor dicho, te sobran en el fichero).

Cómo reducir el peso de un PDF sin comprimir, en 7 pasos

¿Cómo hacer que un PDF pese menos sin comprimir? Fácil, sencillo y al alcance de cualquiera. Primero, te sorprendería saber la cantidad de espacio que ocupa una simple imagen en un documento .pdf: una buena forma de hacer que pese menos un PDF, consiste en deshacerte de aquellos elementos que no son imprescindibles en el documento.

A continuación, la lista completa de trucos, comenzando por el método más sencillo, para bajar de megas un PDF, sin compresión.

Eliminar una sola imagen del documento ya ayuda a reducir el tamaño del PDF sin comprimir

Algo tan simple como abrir el PDF con un editor, seleccionar cualquier imagen prescindible (p. ej., alguna fotografía que puedas adjuntar por separado, en lugar de tenerlo dentro del documento) y eliminarla, te ayudará a optimizar el PDF para que ocupe menos espacio, sin necesidad de pasarlo por un compresor.

Por favor, escribe tu nombre
Debes aceptar las condiciones de la newsletter para continuar

Muestra de ello, un ejemplo: probamos a eliminar de un PDF de 113 KB de peso, una imagen insertada que aparece en su única página, obteniendo una disminución de peso del 60%, reduciendo el espacio que ocupa hasta tan solo 46 KB:

PDF con imagen insertada de 1,3 MBEl mismo PDF sin la imagen insertada
113 KB46 KB

 

Para eliminar una imagen de tu PDF, lo mejor es que entres en la herramienta de edición de PDF para borrar la fotografía, y volver a guardar de nuevo el documento en el mismo formato. Verás cómo ha bajado el peso sin necesidad de comprimir.

Si tienes tu PDF todavía abierto, eliminar una imagen es tan fácil como hacer clic derecho sobre ella y pulsar sobre la opción de «Eliminar«; si no se te muestra dicha opción, significa que estás viendo el documento en modo lectura y necesitas abrirlo con un editor para hacer los cambios.

No solo es el número: también importa la calidad de las imágenes

Por supuesto, tan importante como reducir el número de imágenes lo es también asegurarse de que las imágenes insertadas pesan poco. Si ves que tu documento ocupa más de lo que te gustaría, prueba a sustituir todas las imágenes por versiones más pequeñas y con menor calidad.

Documentos con imágenes

De hecho, puedes probar incluso a eliminar aquellas imágenes que no sean imprescindibles para la comprensión del documento y adjuntarlas por separado en ficheros .jpg independientes. Es otra forma de hacer que el PDF pese menos sin comprimir.

Utiliza una sola fuente de letra en el texto

Un aspecto muy poco conocido del formato PDF es que las fuentes de letra pesan. Literalmente, el hecho de utilizar una u otra tipografía, puede hacer que el documento pese más o menos. Por tanto, cuando lo que necesitas es saber cómo hacer que un PDF pese menos sin comprimir, la solución pasa por unificar toda la tipografía del texto en una sola.

Esto significa que si, por ejemplo, tienes un PDF en el cual hay párrafos de texto en fuente Arial, otros en Georgia y alguno en Impact, el documento pesará más, simplemente, por culpa de que tiene que almacenar la información de cada una de esas fuentes en su meta información.

La solución es sencilla: selecciona todo el texto, cambia la fuente de letra de todo el documento a una sola (elige la que más te guste) y guarda de nuevo el archivo. Deberías ver que ha bajado automáticamente de peso.

Dividir el archivo en dos o más partes te permite prescindir de lo que no necesitas

Imagina que tienes un PDF, del cual solo te interesa compartir una de sus dos páginas: en ese caso, en lugar de perder el tiempo con otros trucos, lo más rápido es que lo dividas en dos partes, para así poder enviar solo la página que realmente importa.

Prueba a guardar el documento con la opción de reducción de tamaño

Algunos programas permiten exportar documentos en formato PDF, con una opción llamada “Reducir tamaño del archivo” (o similar). Aunque en este caso, sí que perderás algo de calidad, es otro método a tener en cuenta, si lo que buscas es hacer más ligero un PDF sin compresión.

En el caso de Photoshop, por ejemplo, hay una forma de guardar un documento PDF con una calidad reducida que te ahorrará tener que pasar después por una herramienta de compresión:

  1. Pulsa sobre «Archivo«.
  2. Después, haz clic en «Guardar como…«.
  3. En la lista desplegable de formatos, selecciona el PDF (pondrá «Photoshop PDF«).
  4. Justo antes de darle a guardar, disminuye la calidad del documento hasta una opción intermedia que te permita ahorrar todo el espacio que te sobra en el fichero.

¿No logras hacer que el PDF pese menos? Entonces quizás necesites subirlo a la nube

La última alternativa, en caso de que ninguna de las anteriores te haya ayudado a hacer un PDF menos pesado sin comprimir, pasa por subir el documento a un servicio de almacenamiento en la nube, que no tenga límite de peso y, después, compartir el enlace para su descarga con la/s persona/s que desees.

A través de servicios como Google Drive, Dropbox u OneDrive, por poner tres ejemplos, puedes subir de forma gratuita tu archivo en formato .pdf, para compartirlo sin límite de peso, con quien quieras a través de un simple enlace.

La respuesta más obvia a cómo hacer que un PDF pese menos sin comprimir

Unificar las fuentes de texto, eliminar imágenes del documento o dividir el fichero en varias partes son soluciones muy eficaces para la reducción de un PDF sin compresión. Pero, por supuesto, no existe solución más eficaz para bajar el peso de un documento PDF sin comprimir que, como ya te habrás imaginado, reducir la longitud de su texto.

Los PDFs pesan más o menos en función de la cantidad de texto que tengan, de manera que si puedes prescindir de algún párrafo o recortar los más largos, eso te ayudará a que tu documento pierda algunos kilobytes de peso.

Valora esta entrada
5/5 - 1 votos

FormatPDF utiliza cookies propias y de terceros para mantener el sitio web en funcionamiento y mejorar la calidad de su navegación. Para ello, manejamos información personal, como sus datos de navegación. Si desea ajustar la configuración de las cookies o necesita más información, haga clic aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar